Cuadros de maniobras de ascensores en Zaragoza


Diseño, instalación y mantenimiento de cuadros de maniobras de ascensores en Zaragoza


El cuadro de maniobra es el elemento que controla todas las acciones que realiza el ascensor: apertura de puertas, movimientos, estados de operación, velocidades, etc., se podría decir que es el celebro de la instalación.

Los ascensores funcionan gracias a un cuadro de maniobras, que es el encargado de mover la cabina de arriba a abajo y que ésta se detenga cuando llega a la planta deseada. Se puede decir que es el cerebro del ascensor, porque funciona de forma parecida al de los seres humanos: a través de impulsos, en este caso eléctricos, que hacen que sucedan cosas.

Los relés y contactores son los encargados de traducir esos impulsos eléctricos en acciones. El circuito por donde va la corriente, finaliza en el pulsador exterior de la planta baja. Y el ascensor reconoce cada planta, gracias a un sistema que envía señales de su ubicación que hasta guarda memoria del paso del ascensor.

A pesar de que pueda parecer una obviedad, el ascensor no va y viene, solo va porque se dirige hacia donde el usuario le manda que vaya. De modo que, cuando el usuario aprieta un botón, el elevador interpreta que ha de ir hasta allí, si no tiene ninguna orden antes. El elevador siempre irá por orden de proximidad, tanto si sube como si baja. Cuando termina de responder a las órdenes de los usuarios de dentro de la cabina, obedecerá a los que se encuentran en el exterior.

Los cuadros de maniobras de los elevadores, facilitan información del estado de la maniobra y permiten la visualización de errores.

Por último, que como cerebro del elevador que este se encarga de que el funcionamiento del ascensor sea el óptimo.



Diseño, instalación y mantenimiento de cuadros de maniobras de ascensores en Zaragoza


El cuadro de maniobra es el elemento que controla todas las acciones que realiza el ascensor: apertura de puertas, movimientos, estados de operación, velocidades, etc., se podría decir que es el celebro de la instalación.

Los ascensores funcionan gracias a un cuadro de maniobras, que es el encargado de mover la cabina de arriba a abajo y que ésta se detenga cuando llega a la planta deseada. Se puede decir que es el cerebro del ascensor, porque funciona de forma parecida al de los seres humanos: a través de impulsos, en este caso eléctricos, que hacen que sucedan cosas.

Los relés y contactores son los encargados de traducir esos impulsos eléctricos en acciones. El circuito por donde va la corriente, finaliza en el pulsador exterior de la planta baja. Y el ascensor reconoce cada planta, gracias a un sistema que envía señales de su ubicación que hasta guarda memoria del paso del ascensor.

A pesar de que pueda parecer una obviedad, el ascensor no va y viene, solo va porque se dirige hacia donde el usuario le manda que vaya. De modo que, cuando el usuario aprieta un botón, el elevador interpreta que ha de ir hasta allí, si no tiene ninguna orden antes. El elevador siempre irá por orden de proximidad, tanto si sube como si baja. Cuando termina de responder a las órdenes de los usuarios de dentro de la cabina, obedecerá a los que se encuentran en el exterior.

Los cuadros de maniobras de los elevadores, facilitan información del estado de la maniobra y permiten la visualización de errores.

Por último, que como cerebro del elevador que este se encarga de que el funcionamiento del ascensor sea el óptimo.


Pídenos más información sobre cuadros de maniobras de ascensores en Zaragoza



Si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotros desde aquí o llámanos al
976 587 134

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies